La incongruencia de Apple y el porqué sus fanáticos me caen mal

Ya sé que tiene dos meses desde la última vez que publiqué algo, pero tuve problemas de salud relacionados con mi nariz (resulta que soy hipertenso y esa condición se “expresó” haciendo que mi nariz sangrara sin parar… es una larga y costosa historia que prefiero no recordar…) y también he estado ocupado con el trabajo, el servicio social y videojuegos que he adquirido recientemente… jejeje

En fin, algunos de ustedes ya han de saber que yo no soy admirador de Apple ni de sus productos. Admiro la capacidad que tuvo el señor Steve Jobs para hacer lo que hizo pero hasta ahí, fuera de eso pienso que su compañía se ha convertido en una especie de templo religioso y los usuarios de sus productos en seguidores devotos quasi-religiosos que hacen ver a los musulmanes como simples amateurs que no tienen idea de lo que realmente significa el término “fanatismo religioso”.

Seamos honestos, ¿quién no ha visto un usuario de iPhone, iPod, iMac, MacBook o la reciente iPad idolatrando su aparatejo como si se tratara del Santo Grial, la piedra filosofal, el significado de la vida y el eslabón perdido… todos juntos? Muchos me podrán decir todas las mentiras que les han hecho creer como que “son fáciles de usar”, “no tienen virus”, “simplemente funcionan”, etc, etc. y sin embargo no se ponen siquiera a considerar que hay productos de otras compañías, que incluso tienen años existiendo, mucho mejores, más amigables, más tolerantes (aquí hay una palabra clave) y mucho más baratos que los comercializados por la compañía de la manzana. Otros me podrán decir que los productos de Apple son “bonitos”, pero sinceramente yo los veo todos iguales: grises, negros y blancos… tan monótonos como los colores de los personajes que aparecen en el siguiente video:

Este video fue un comercial que elaboró Apple, dirigido por el renombrado director Ridley Scott, para transmitirlo durante el Super Bowl de 1984 para anunciar el lanzamiento de su nueva computadora Macintosh, la cual revolucionaría la industria de la computación de entonces con su interfaz gráfica y el uso del dispositivo señalador que ahora todos conocemos como mouse. Esta computadora llegaría a definir a Apple como el líder en gráficos y multimedia, ganándose el corazón de los diseñadores gráficos y otros creadores y productores de medios que formarían parte del nicho de mercado que por décadas ha adquirido estas computadoras por su supuesta superioridad en este ámbito.

Si han visto la película de “Piratas de Silicon Valley” que habla sobre la historia de Apple y Microsoft, seguramente recordarán la escena donde Steve Jobs está presentando este comercial y en donde menciona que el Gran Hermano (la gran cabeza con lentes que aparece hablando en la pantalla que rompe la mujer con el martillo) representa a IBM, su gran rival a vencer en ese entonces. Este personaje (y la escena descrita en el video) provienen del libro “1984” de George Orwell, en el que se habla de una sociedad oprimida por el gobierno totalitario del “Socialismo Inglés” liderado por el Gran Hermano; esta sociedad es constantemente vigilada por medio de unos dispositivos llamados “telepantallas”, que se podrían comparar con las pantallas con webcam y micrófono de las computadoras modernas, y en donde también se pueden ver constantemente los discursos, noticias y otros programas con fines propagandísticos que apoyan y mantienen la ideología y el poder de este régimen sobre los miembros de esta sociedad, los cuáles en su mayoría veneran y creen ciegamente en las palabras de su líder, al grado de denunciar a sus propios familiares (y ocasionar su ejecución) si no apoyan a la causa. Los miembros de esta sociedad tampoco se esfuerzan en pensar por sí mismos, ya que el gobierno supuestamente los provee de todo lo que necesitan y cualquier pensamiento en su contra o cuestionamiento sobre sus acciones son causantes de severos castigos por parte de la llamada “Policía del Pensamiento”.

Dejemos de lado la historia del libro y analicemos detenidamente el video según la concepción de Steve Jobs: las personas calvas que visten igual y que están sentadas frente a la pantalla representan a los usuarios de las PC’s de IBM: todos monótonos e incapaces de pensar por sí mismos y escuchando atentamente lo que se dice en la pantalla sin cuestionarlo; el personaje que habla en la pantalla, como ya mencionamos, representa a IBM, el líder supremo y opresor que mantiene a la sociedad (los usuarios) en la monotonía y la ignorancia; la mujer con el martillo, que no existe en el libro como tal, representa el cambio, el “despertar” de la sociedad de su mundo monótono para que conozcan algo diferente, que en este caso se trata de la Macintosh de Apple… ¿Bastante filosófico, verdad?

Poco después Apple comenzó a utilizar el slogan Think Different” (Piensa Diferente) para demostrar que ellos son “diferentes” a IBM y que las Macintosh son “diferentes” a las PC’s, y que si quieres salir de la monotonía, la ignorancia y la opresión de IBM debes “pensar diferente”, dejar las PC de lado y utilizar las Mac, y entonces tu vida será mejor… (ajá…)

Ahora, muchos me dirán que ahí no hay problema, que las Mac son “mejores”, que “no tienen virus”, etc…. sin embargo, y aunque podría tomarme el tiempo de refutar todas y cada una de las ideas equivocadas que tienen los usuarios típicos de Mac, ese no es el punto de este artículo. ¿Cuál es el punto? Simple, que ese video es toda una contradicción 26 años después. Lo que Apple representa en nuestros días es una compañía que “vende” un estereotipo de vida en el que todos y cada uno de nosotros pensamos, opinamos y actuamos igual, tal como la sociedad oprimida de “1984”.

¿Y cómo es esto posible? Revisen los siguientes puntos:

1. Apple vende sus computadoras con su sistema operativo propietario (OS X), dicho sistema no se encuentra disponible para otro hardware que no sea de Apple y aunque en los últimos años se encuentre la opción de instalar Windows u otros sistemas operativos en las Mac (debido a la adopción de la arquitectura de Intel), Apple insiste en que sus usuarios utilicen el OS X al desacreditar constantemente a su mayor SO competidor, que en este caso es Windows.

2. Apple no permite modificaciones profundas en el aspecto de OS X; por más que quieras cambiar totalmente la apariencia del SO, estás limitado a cambiar el tapiz y una que otra opción de personalización. Tanto Windows como Linux, por otro lado, te permiten utilizar otros “shell” si quieres cambiar completamente el aspecto de tu sistema operativo para sentirlo más propio. Irónicamente, puedes cambiar el aspecto de tu SO para que se vea y se sienta como OS X… ¿qué cosas, no?

3. Todos los equipos y dispositivos de Apple se parecen. ¿Se han dado cuenta que todas las computadoras, laptops y otros dispositivos de Apple lucen prácticamente iguales? Las combinaciones de colores y el aspecto general de todos los dispositivos siempre son iguales, y así ha sido siempre desde hace casi una década. Lo más evidente es el hecho de que el iPhone, el iPod Touch y el reciente iPad son igualitos, sólo cambia el tamaño y uno que otro detalle casi imperceptible a simple vista. La única excepción a esta regla son los iPods más pequeños que se pueden adquirir en varios colores, tal y como las primeras iMac de los 90’s.

4. Los dispositivos de Apple sólo funcionan con software de Apple. Si quieres sincronizar tu iPhone, iPod o iPad tienes que usar iTunes; si quieres comprar más aplicaciones, tienes que usar la App Store (y sólo puedes distribuir o vender aplicaciones desde dicha App Store, previo escrutinio por parte del personal de Apple, no hay otra forma)…

5. Apple decide lo que puedes o no puedes hacer con tu equipo o dispositivo. Hace unos meses era muy sonado el hecho de que el iPhone, el iPod y el iPad no tenían la capacidad de reproducir videos y animaciones en el formato de Adobe Flash, el cual es muy popular en nuestros días. La respuesta de Steve Jobs a esto fue que Flash no proporciona una “buena experiencia” por ser una tecnología “vieja” y “cerrada” y que ellos (Apple) estaban más a favor de estándares abiertos como el HTML 5. La presión del público fue tan grande que finalmente se decidió incluir Flash en la última actualización del SO del iPhone y iPod, pero el hecho de que Apple hubiera mantenido esa postura inicial que tuvo durante tanto tiempo es preocupante.

Estoy seguro de que debe haber otros puntos que validen mi punto de vista, pero, ¿se han dado cuenta que Apple quiere que todos nos volvamos una masa homogénea de usuarios que no nos importa la libertad de elegir o la falta de desempeño o características en nuestros aparatos (que además son muy caros en comparación con la competencia)? ¿Quién es el “Gran Hermano” y la “sociedad oprimida” ahora?

Anuncios

3 comentarios sobre “La incongruencia de Apple y el porqué sus fanáticos me caen mal

Agrega el tuyo

  1. A mí, con que haga lo que tiene que hacer y lo haga bien, ya me vale, y lo aparatos de Apple hacen lo que hacen muy bien.

    Si vas a usar un ordenador para cambiarlo de aspecto, meter shells y utilizar flash, pues no, seguro que deberías comprar otra marca.

    1. Gracias por tu comentario.

      No dudo que los aparatos de Apple hagan lo que hacen bien, pero hay muchos otros de otras marcas que también hacen bien las cosas a una fracción del precio.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: